Volvamos a hablar de la tasa de rebote

La tasa de rebote es una métrica clásica de comportamiento, que permite tomar buenas y rápidas decisiones, pero a veces esta métrica puede confundir y llevar a tomar no tan buenas decisiones. Aquí dejo 3 situaciones que he visto que han pasado al analizar y tomar decisiones en base a esa métrica, sin comprender si el dato es correcto o no.  Pero antes recordemos que es la tasa de rebote.


“La tasa de rebote es el porcentaje de visitas que solo generan 1 interacción en la web. La interacción que se genera, es la de simplemente llegar a una página del sitio web” 

Es un porcentaje que se compone de 2 métricas:

Entradas: la cantidad de accesos a una página, es decir donde aterrizan en un sitio web

Rebotes: la cantidad de personas que abandona el sitio, desde la página desde donde accedió, es decir solo vieron una página y no generaron ningún otro tipo de interacción en la página en que estuvieron.

      Rebotes/Entradas = Tasa de Rebote (%)
50/100 = 50%

Ahora volvamos a las 3 situaciones:

Tasas de rebote bajo el 15%

Es muy raro que tengas  una tasa de rebote general real de 15% o menos, pueden haber casos, tal vez sí, pero en general estos niveles de rebote se relacionan a problemas de medición, duplicación de hits precisamente. 

¿Esto por qué es importante? En periodos de campañas o en tu always on, dónde estás derivando mucho tráfico y necesitas optimizar, la tasa de rebote es muy accionable permitiendo comprender comportamiento, generar cambios rápidos y mejorar rendimiento de los landing pages y/o campañas. Si estás tomando decisiones con tasas de rebote equivocadas, probablemente no estés tomando la mejor decisión, por ende no le creas a tu data si te dice que tienes un 15% o menos de rebote. 

La tasa de rebote no es importante en todas las páginas de un sitio

Lo explico con 2 ejemplos:

  1. Sitio Privado de un Banco: lo común de este  tipo de sitios es que necesitan de un login. Por ende fijarse en la tasa de rebote del “home privado” no vale la pena, ya que no existen entradas directas a esa página, o en otras palabras la página del sitio privado es la segunda página visitada por una sesión, por ende la sesión no crea ni accesos ni rebotes al llegar a esta página.
  2. Ecommerce: Por lo general no llegamos directamente a la página de checkout de una tienda.  El volumen de accesos a este tipo de páginas es baja y no representa un comportamiento tan común, hay que preocuparse de otras páginas. 

En estos tipos de página la métrica que hace más sentido analizar es la  tasa de salida y no la tasa de rebote.

¿Dónde la tasa de rebote es importante? 

En landings de campañas, el home de un ecommerce. Pero aquí la recomendación es identificar las páginas con mayores accesos junto a las prioritarias para el negocio, y analizar en ellas la tasa de rebote.

Una alta tasa de rebote no siempre significa que tengo un problema

Esto aplica en sitios donde busco que lean contenido; blog, portal de noticias. Aquí puedo llegar a una noticia directamente desde google search y estar 3 minutos en la página leyendo la noticia completa, y abandonar luego de haber terminado lo que quería hacer.  Aquí pasan dos cosas:

  1. El estar 3 minutos no representa una segunda interacción para google analytics 
  2. Al no generarse una segunda interacción, google analytics registra un rebote. 

Entonces tenemos una sesión que genero 1 entrada y 1 rebote es decir 100% de rebote, pero la sesión estuvo 3 minutos leyendo la noticia. Aquí la tasa de rebote me podría llevar a comprender erróneamente el comportamiento y no tomar una muy buena decisión. 


Avatar

Cristobal Bello